viernes, 25 de enero de 2019

Warren & Charlie. 1995 Sesión de tarde

Estas son mis notas de las conferencias anuales de Berkshire Hathaway.

Los directivos de negocios extraordinarios deben usar los beneficios para hacer crecer el negocio o para comprar otros negocios extraordinarios (que entiendan). El resto deben devolvérselo a los accionistas mediante dividendos o recompras de acciones.

Una de las cosas que admiro de mi amigo Bill Gates es que tiene 4.500 millones de dólares en la cuenta corriente de Microsoft. Muy pocos directivos pueden aguantar con esa cantidad de dinero sin hacer algo estúpido.

Charlie: La envidia es el peor pecado que existe. Es el único en el que no te puedes divertir (vs gula, lujuria, etc.).

Ganar un millón de dólares al año es maravilloso hasta que el que se sienta a tu lado gana 1,2 millones y entonces el mundo se vuelve un lugar muy injusto.

Nos gustaría estar completamente invertidos en todo momento. Si tenemos efectivo es porque no hemos encontrado nada interesante. Nunca pensamos: “¿va a bajar la bolsa? ¿podremos comprar más barato?”. Si algo nos gusta, lo compramos.

Charlie: A la gente no le importa en qué piso están, solo les importa si el ascensor está subiendo o bajando. Se sienten mejor en el piso 2 viniendo del piso 1 que en el 99 viniendo del 100.

Soy 100% Ben Graham y 100% Phil Fisher. Realmente no se contradicen, la única diferencia es dónde ponen el énfasis. Ben no hubiera estado en desacuerdo con la teoría de que el mejor negocio del mundo es uno con alto retorno sobre el capital que pueda reinvertir. Ben hizo la mayor parte de su dinero con GEICO que era precisamente ese tipo de negocio. Pero él creía que comprar un grupo de negocios muy baratos era un sistema más sencillo de aplicar y de enseñar y a él le encantaba enseñar.

Si tienes un negocio mediocre (Graham), necesitas rotación. Si tienes un negocio extraordinario (Fisher), no necesitas rotar la cartera. El enfoque Fisher requiere más conocimiento y experiencia. Los únicos problemas con el enfoque Graham son que puede que estés largos periodos de tiempo sin hacer nada y que es difícil de aplicar con grandes cantidades de dinero.

Charlie: Muy pocas compañías son tan robustas que puedes visualizar 20 años hacia el futuro y estar tranquilo. La tecnología a veces es tu amiga y a veces tu peor enemiga.

Cuando la contabilidad de una compañía te genera dudas, olvídala. Nunca hemos tenido buenos resultados en compañías con contabilidad sospechosa. Es muy mala señal. La contabilidad te da detalles sobre el carácter de la directiva. Los auditores no siempre te van a avisar. Vigila si alguna cuenta de gasto anticipado empieza a aumentar de manera sospechosa. Mira que la cuenta de inventarios esté en línea con la tendencia de las ventas.

Encontramos de manera frecuente contabilidades débiles en seguros de vida. Son un producto en el que ingresos y gastos no cuadran con el movimiento de efectivo a corto plazo. Eso genera la oportunidad de jugar con los números y alguna gente lo ha hecho, enriqueciéndose a costa de los accionistas.

Siempre me sorprendió la poca atención que se le prestaba a Graham. Hace 40 años ya estaba considerado como el padre del análisis fundamental y aún así la gente no tenía interés en aprender a invertir de manera coherente. Es increíble la resistencia de algunas personas a pensar y al cambio.

Nunca he creído esa teoría de: “cuando tenga 2x en lugar de x, haré esto o lo otro o cambiaré de trabajo”. Es como dejar el sexo para cuando seas viejo. No tiene sentido, la vida no dura tanto.

Pienso en términos de Paridad del Poder Adquisitivo, es la forma natural de enfocarlo. Pero no es un enfoque que valga para predecir cómo se van a comportar los tipos de cambio a corto, medio e incluso largo plazo.

Si trabajas con una cantidad pequeña de dinero, siempre vas a poder encontrar oportunidades. Cuando empecé, revisaba los libros de Moody’s y S&P página a página. Eran unas 20.000 páginas. Encontré muchas oportunidades y ninguna estaba en ningún informe de banco o bróker. Simplemente nadie las había mirado.

Delta Duck Club: fundado por 100 personas que pusieron 50 dólares cada uno. 2 no pagaron con lo que había 98 acciones. Con el dinero compraron un coto de caza en Luisiana y una vez alguien disparó para abajo en lugar de para arriba y empezó a salir petróleo. Así que le cambiaron el nombre a Atled. Delta al revés, que ya da una idea del nivel de sofisticación del grupo. Unos años más tarde, estaban sacando un millón de dólares anuales en petróleo (con el barril a 3 dólares). La acción cotizaba a 29.000 dólares. Ganaban unos 7.000 por acción después de impuestos. La empresa tenía una caja neta de 20.000 dólares por acción y era un pozo al que le quedaban bastantes años. Es un ejemplo que uso de eficiencia en los mercados, porque alguien me llamó y me ofreció una acción. ¿Es un mercado eficiente una acción a 29.000 con 20.000 en caja y generando 7.000 de beneficios anuales? Yo creo que no.

No puedes hacer un buen trato con una mala persona. No intentamos protegernos con contratos, due diligence, etc. Simplemente las evitamos. Podemos tener éxito tratando únicamente con gente a la que admiramos y en la que confiamos.

¿Cómo aprender de negocios e inversión? Lee a Graham, a Fisher y un par de cientos de memorias anuales.

Las matemáticas avanzadas no sirven de nada en la inversión.

Piensa en el futuro, no en los beneficios actuales. Queremos un negocio que dentro de 10 o 20 años gane mucho más dinero que ahora y que siga con las mismas (o mejores) perspectivas.

En algunas inversiones no es el retorno sobre el capital, es el retorno del capital.


(Libro) Charlie: "Judgment in managerial decision making" de Max Bazerman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario